TALLER SENDA PREVIENE PARA APODERADOS

Este viernes 14 de junio se llevó a cabo el taller Prevención del consumo de drogas, destinado a Padres, Madres y adultos significativos, organizado por la Dirección de Convivencia Escolar.
En la ocasión las encargadas comunales de Senda Previene buscaban hacer conciencia sobre los altos niveles de consumo de drogas de los jóvenes en nuestro país.

Las profesionales explicaron a los apoderados cómo identificar conducta que pueden riesgosas, el cómo identificar un joven que está consumiendo.

Sabemos que conversar de alcohol y drogas con tus hijos no es fácil. Por eso es nece4sario tomar encuenta algunas de estas indicaciones.
Si mantienes una comunicación constante con ellos y fortaleces su autoestima y autocuidado, lograrás que tomen buenas decisiones.

¿Por qué es importante evitar el consumo de drogas en niños, niñas y adolescentes?
El consumo de alcohol y otras drogas a cualquier edad puede provocar serios problemas a la salud. Mientras menor sea la edad de inicio en el consumo, mayor es la probabilidad de llegar al abuso y a la adicción.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de drogas durante la niñez y la adolescencia?
Durante esta etapa, el cerebro está en pleno desarrollo, por lo que el consumo de cualquier droga perjudica aspectos como la toma de decisiones, el juicio y el autocontrol, lo que los hace propensos a comportamientos de riesgo. Además, afecta el funcionamiento de la memoria, la atención, la concentración y el aprendizaje, generando problemas en el colegio o en el proyecto de vida futuro.

¿Cómo la familia puede ayudar a evitar el consumo de drogas?
Si bien hay muchos factores culturales que influyen en el consumo de drogas, cuando niños, niñas y adolescentes perciben que éstas son perjudiciales para la salud y para su desarrollo, disminuye la tendencia a consumirlas. Por eso, la educación dentro de la familia, de la escuela y de la comunidad es clave para ayudar a comprender estos riesgos.

¿Cuál es la importancia de desarrollar una parentalidad positiva en la vida cotidiana?
Fortalecer a los padres, madres y adultos significativos en el desarrollo de habilidades para ejercer relaciones respetuosas, de buen trato y cuidado, que promuevan el diálogo y la orientación y excluya la violencia, ayuda a promover el pleno desarrollo de niños, niñas y adolescentes y evita el consumo de alcohol y otras drogas.

¿Cómo guío la conducta de mis hijos?
Es importante comenzar desde pequeños, enseñándoles a:

Cuidar su cuerpo
Valorar la vida sana
Rechazar las drogas
Resistir la presión del grupo
Tomar decisiones responsables
Pedir ayuda

¿Cómo puedo mejorar la relación con mis hijos?

Los adultos que se muestran conectados afectivamente con sus hijos desarrollan en ellos una mejor aceptación y autoestima positiva.

Los padres y madres que observan y están atentos a las necesidades, cambios y actividades de sus hijos, les están demostrando preocupación y cuidado, haciendo que ellos se sientan más seguros y protegidos.

No olvide que como madre, padre o adulto responsable es un modelo de conducta para sus hijos. Ellos aprenden a cuidarse, a cuidar a otros y a cuidar su entorno a través del ejemplo.

Los padres o adultos que guían la conducta de niños y adolescentes, poniendo límites y normas claras, así como las consecuencias de su no cumplimiento, facilitan el desarrollo de la autonomía y madurez, generando jóvenes responsables consigo mismos y con el entorno.

Los adolescentes necesitan que los padres les aporten no sólo una adecuada alimentación, vestimenta, techo y salud, sino que también el vivir en un ambiente acogedor, con adultos que los protejan y les den confianza.

(INFORMACIÓN TOMADA DE PÁGINA www.senda.gob.cl)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *